UNRWA profundamente preocupada por la grave escalada de violencia en Yarmouk

Madrid.- 26 de abril de 2018

  • UNRWA advierte de nuevo de las catastróficas consecuencias de la grave escalada de violencia que afecta al campamento de refugiados de Palestina de Yarmouk, en Damasco, y a otras zonas cercanas.
  • Hay un número sin confirmar de civiles atrapados en Yarmouk, que necesitan urgentemente un paso seguro para salir del campamento, donde no hay agua corriente, casi no disponenen de electricidad, y no tienen acceso a atención médica.

  • Los enfrentamientos actuales han causado muertos y heridos y han desplazado a alrededor de 5.000 refugiados de Palestina de Yarmouk a la zona vecina de Yalda.
  • UNRWA está lista para proporcionar ayuda de emergencia a la población de Yarmouk y alrededores, tan pronto como la situación de seguridad lo permita y se nos otorgue acceso.

SOLICITUD DE INFORMACIÓN:
contactar con Irene Martínez (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / tel. 638 87 95 61)

UNRWA advierte de nuevo de las catastróficas consecuencias de la grave escalada de violencia que afecta al campamento de refugiados de Palestina de Yarmouk, en Damasco, Siria, y a otras zonas cercanas.

“Yarmouk y sus habitantes han padecido un dolor y sufrimiento indescriptibles durante años de conflicto. Estamos profundamente preocupados por los miles de civiles, entre ellos refugiados y refugiadas de Palestina, tras mas de una semana de aumento dramático de la violencia”, dijo el Comisionado General de UNRWA, Pierre Krähenbühl.

 

Los enfrentamientos actuales han causado muertos y heridos y han desplazado a alrededor de 5.000 refugiados de Palestina de Yarmouk a la zona vecina de Yalda. Hay también un número sin confirmar de civiles atrapados en Yarmouk, que necesitan urgentemente un paso seguro para salir del campamento. Las familias que lograron refugiarse en Yalda se han visto obligadas a dormir en las calles o en refugios improvisados.

 

Los intensos bombardeos han causado daños en miles de hogares. No hay agua corriente y casi no disponen de electricidad. El último hospital de Yarmouk ya no está operativo. No queda ningún médico en la zona y las opciones de atención sanitaria para los que permanecen en Yarmouk, si las hay, son muy limitadas. El puesto de control que da acceso a la zona está cerrado para civiles y mercancías.

 

UNRWA reitera su llamamiento urgente a todas las partes involucradas en el conflicto a que ejerzan moderación máxima para garantizar que los civiles no sufran la violencia y que se tomen las medidas necesarias para prevenir daños innecesarios a la infraestructura civil. Pedimos que se establezca de forma inmediata un paso seguro para que los civiles que lo deseen puedan abandonar el campamento y las zonas de alrededor y para la evacuación de heridos, enfermos y ancianos. El derecho humanitario internacional debe ser respetado en todo momento.

 

UNRWA está lista para proporcionar ayuda de emergencia a la población de Yarmouk y alrededores, tan pronto como la situación de seguridad lo permita y se nos otorgue acceso.

 

UNRWA en Siria

UNRWA proporciona apoyo humanitario vital y servicios de salud y educación a los aproximadamente 438.000 refugiados y refugiadas de Palestina que quedan dentro de Siria, más del 95% (418.000) necesitan asistencia humanitaria continuada para sobrevivir.

Yarmouk fue una vez el bullicioso y próspero corazón de la comunidad palestina en Siria; el hogar de unos 160.000 refugiados de Palestina y cerca de un millón de sirios. En 2012, el campamento sufrió intensos enfrentamientos armados que desplazaron a la mayoría de la población. En 2013, comenzó el asedio del campamento. Desde entonces el campamento ha estado expuesto a violencia recurrente y acceso muy limitado de ayuda humanitaria.

UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina

En 1948, 700.000 palestinos fueron despojados de sus tierras, sus hogares y de sus recuerdos, conviertiéndose en refugiados. Hoy son más de 5 millones, casi la tercera parte de los refugiados del mundo.

Después de más de 60 años de exilio y condición apátrida, en los que las condiciones de los refugiados de Palestina lejos de mejorar se han agravado, UNRWA gestiona 58 campamentos de refugiados donde presta asistencia, protección y defensa a 5 millones de refugiados de Palestina en la franja de Gaza, Cisjordania, Jordania, Líbano, y Siria, en espera de una solución pacífica y duradera a su difícil situación.


UNRWA se financia casi en su totalidad por las contribuciones voluntarias y el apoyo financiero no ha ido a la par con una mayor demanda de servicios causados por el creciente número de refugiados registrados, la profundización de la pobreza, y los conflictos. Como resultado, el Fondo General de la Agencia, que apoya a los servicios esenciales básicos y la mayoría de los gastos de personal, opera con un déficit grande. Programas de emergencia y proyectos clave también operan con grandes deficits pero se financian a través de portales de financiación independientes.

UNRWA es un organismo de las Naciones Unidas establecido por la Asamblea General en 1949 y el mandato de prestar asistencia y protección a unos 5 millones de refugiados de Palestina registrados en Jordania, Líbano, Siria, Cisjordania y la Franja de Gaza, para que alcancen su pleno potencial de desarrollo humano en espera de una solución justa a su difícil situación. Los servicios de UNRWA abarcan la educación, la salud, socorro y servicios sociales, la infraestructura y mejora de los campamentos, y las microfinanzas.

UNRWA España trabaja con el objetivo de apoyar los programas humanitarios de UNRWA y sensibilizar sobre la situación de la población refugiada de Palestina a la sociedad española.

Newsletter

¿Deseas suscribirte a nuestra newsletter?

Si, suscribirme

Nuestras redes sociales