Funcionarios de Naciones Unidas visitan una comunidad beduína bajo amenaza de desalojo y piden respetar el derecho internacional

Khan al-Ahmar.-23 de febrero de 2017
Funcionarios de Naciones Unidas visitan una comunidad beduína bajo amenaza de desalojo y piden respetar el derecho internacional
  • Rober Piper, Coordinador de Ayuda Humanitaria y Actividades de las Naciones Unidas para el Desarrollo en el territorio Palestino ocupado, y Scott AndersonDirector de UNRWA en Cisjordania, visitaron la comunidad beduína palestina de Khan al-Ahmar en el área C de Cisjorania y denunciaron las amenazas de desalojo pidiendo respeto por el Derecho Internacional.

  • Según Piper, una desmantelación y desalojo forzado en Khan al-Ahmar sería "inaceptable, y debe detenerse".

  • Anderson asegura que muchas de estas familias de refugiados de Palestina ya han visto sus casas demolidas varias veces en los últimos dos años e insta a que las autoridades israelíes pongan fin a sus planes y prácticas que, directa o indirectamente, "llevarán a los refugiados a verse desplazados una vez más".

SOLICITUD DE INFORMACIÓN y/o ENTREVISTAS:
contactar con Enrique Sierra (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / tel. 638 87 95 61)

El Coordinador de Ayuda Humanitaria y Actividades de las Naciones Unidas para el Desarrollo en el territorio palestino ocupado, Robert Piper, y el Director de Operaciones de UNRWA en Cisjordania, Scott Anderson, visitaron la comunidad beduína palestina de Khan al-Ahmar en el área C, en las inmediaciones a las afueras de Jerusalén Este.

 

Según Piper, Khan al Ahmar es una de las comunidades "más vulnerables de Cisjordania, que lucha por mantener un nivel mínimo de vida frente a la intensa presión de las autoridades israelíes para trasladarla a un lugar 'de reubicación planificado'. Esto es inaceptable y debe detenerse".

 

El 15 y 19 de febrero, funcionarios israelíes distribuyeron decenas de órdenes militares de 'stop work' y demolición que amenazaban a casi todas las estructuras (aproximadamente 140 en total) en uno de los lugares de la comunidad: Abu al-Helu. La ejecución de estas órdenes tendría un impacto directo en los hogares y medios de subsistencia de más de 140 refugiados de Palestina, más de la mitad de ellos niños. Entre las estructuras afectadas se encuentra una escuela de primaria, fabricada con neumáticos y barro, que fue construida con el apoyo de donantes internacionales y que acoge a unos 170 niños de comunidades beduínas de la zona.

 

Como en otros lugares de Cisjordania, las recientes órdenes fueron emitidas sobre la base de que las estructuras carecen de permisos de construcción emitidos por Israel, permisos que son en gran medida imposibles de obtener en más del 60% de Cisjordania, una zona conocida como 'Área C', debido al régimen discriminatorio de planificación y zonificación impuesto por Israel.

 

Los acontecimientos en Khan al-Ahmar no son únicos, dijo Piper: "miles de familias viven con miedo a las demoliciones, y comunidades enteras se enfrentan a una inestabilidad crónica. Cuando las escuelas son demolidas, el derecho a la educación de los niños palestinos se ve amenazado, obligando a algunas comunidades palestinas a tener que irse a vivir a otra parte", dice Piper, quien asegura que la comunidad internacional "debe trabajar junta para proveer de asistencia y protección a estas comunidades vulnerables e insistir en que se respete el derecho internacional".

 

Naciones Unidas ha declarado en repetidas ocasiones que, la imposición de una 'reubicación de las comunidades' sin consentimiento libre e informado, equivaldría a un traslado forzoso y consiguiente desalojo, contraviniendo las obligaciones de Israel como potencia ocupante, según el derecho internacional.

 

Scott Anderson por su parte resaltó que la existencia de esta comunidad, los hogares, los cobertizos de animales y la escuela que visitaron, está bajo amenaza: "estoy gravemente preocupado por las continuas presiones de Israel para obligar a estos beduinos a abandonar sus hogares, destruyendo sus medios de subsistencia y su diferente cultura. Muchas de estas familias de refugiados de Palestina ya han visto sus casas demolidas varias veces en los últimos dos años. Insto a las autoridades israelíes a poner fin a todos estos planes y prácticas que directa o indirectamente llevarán a los refugiados a verse desplazados una vez más".

 

Khan al-Ahmar es una de las 46 comunidades en Cisjordania (población total de aproximadamente 7.000 personas, de las cuales el 70% son refugiados de Palestina) que Naciones Unidas considera en 'riesgo de transferencia forzosa' debido a los planes de Israel para trasladarlas a uno de los 3 sitios designados como 'de reubicación', lo que constituiría una infracción grave del Cuarto Convenio de Ginebra.

 

UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina

En 1948, 700.000 palestinos fueron despojados de sus tierras, sus hogares y de sus recuerdos, conviertiéndose en refugiados. Hoy son más de 5 millones, casi la tercera parte de los refugiados del mundo.

Después de más de 60 años de exilio y condición apátrida, en los que las condiciones de los refugiados de Palestina lejos de mejorar se han agravado, UNRWA gestiona 58 campamentos de refugiados donde presta asistencia, protección y defensa a 5 millones de refugiados de Palestina en la franja de Gaza, Cisjordania, Jordania, Líbano, y Siria, en espera de una solución pacífica y duradera a su difícil situación.


UNRWA se financia casi en su totalidad por las contribuciones voluntarias y el apoyo financiero no ha ido a la par con una mayor demanda de servicios causados por el creciente número de refugiados registrados, la profundización de la pobreza, y los conflictos. Como resultado, el Fondo General de la Agencia, que apoya a los servicios esenciales básicos y la mayoría de los gastos de personal, opera con un déficit grande. Programas de emergencia y proyectos clave también operan con grandes deficits pero se financian a través de portales de financiación independientes.

UNRWA es un organismo de las Naciones Unidas establecido por la Asamblea General en 1949 y el mandato de prestar asistencia y protección a unos 5 millones de refugiados de Palestina registrados en Jordania, Líbano, Siria, Cisjordania y la Franja de Gaza, para que alcancen su pleno potencial de desarrollo humano en espera de una solución justa a su difícil situación. Los servicios de UNRWA abarcan la educación, la salud, socorro y servicios sociales, la infraestructura y mejora de los campamentos, y las microfinanzas.

UNRWA España trabaja con el objetivo de apoyar los programas humanitarios de UNRWA y sensibilizar sobre la situación de la población refugiada de Palestina a la sociedad española.

Newsletter

¿Deseas suscribirte a nuestra newsletter?

Si, suscribirme

Nuestras redes sociales