Declaración Oficial de PIERRE KRÄHENBÜHL, Comisionado General de UNRWA, ante el recorte de fondos de Estados Unidos.

Madrid.-17 de enero de 2018
Comisionado General de UNRWA, Pierre Krähenbühl

  • El gobierno de los Estados Unidos ha anunciado una contribución de $60 millones de dólares, en forma de servicios de emergencia y atención médica. Esta financiación está dramáticamente por debajo de los niveles anteriores. La contribución total de EE. UU. en 2017 fue superior a $350 millones de dólares.

  • Lo que está en juego es el acceso a educación de 525.000 niños y niñas en 700 escuelas de UNRWA, y su futuro. Está en juego la dignidad y la seguridad humana de millones de refugiados de Palestina, que necesitan asistencia alimentaria de emergencia en Jordania, Líbano, Siria, Cisjordania y la franja de Gaza. Lo que está en juego es el acceso de los refugiados a atención sanitaria, incluida la atención prenatal y otros servicios que salvan vidas. Están en juego los derechos y la dignidad de toda una comunidad.

  • El recorte en la contribución tiene un impacto en la seguridad regional en un momento en que Oriente Medio enfrenta múltiples riesgos y amenazas, especialmente el de una mayor radicalización.

SOLICITUD DE INFORMACIÓN:
contactar con Irene Martínez (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / tel. 638 87 95 61)

UNRWA se enfrenta a un fuerte reto en la defensa de su mandato, que es una expresión de la voluntad de la comunidad internacional, y en la preservación de servicios clave como la educación y la atención médica para los refugiados de Palestina.

El gobierno de los Estados Unidos ha anunciado una contribución de $60 millones de dólares, en forma de servicios de emergencia y atención médica. Si bien es importante, esta financiación está dramáticamente por debajo de los niveles anteriores. La contribución total de EE. UU. en 2017 fue superior a $350 millones de dólares.

 

Desde que UNRWA comenzó sus operaciones en mayo de 1950, todas las administraciones de los Estados Unidos, desde el presidente Truman en adelante, han brindado un apoyo fuerte, generoso y comprometido a nuestra Agencia. Estados Unidos ha sido consistentemente el mayor donante de UNRWA, algo por lo que sinceramente le estamos agradecidos al pueblo americano y a sus líderes -presidentes, miembros del Congreso, diplomáticos y funcionarios- que encarnan el compromiso de ayudar a las personas vulnerables a través de UNRWA.

 

La financiación de UNRWA o de cualquier agencia humanitaria depende del criterio de los estados soberanos miembros de las Naciones Unidas. Al mismo tiempo, dada la larga e histórica relación de confianza entre Estados Unidos y UNRWA, la reducción de su contribución amenaza uno de los esfuerzos de desarrollo humano más exitosos e innovadores de Oriente Medio.

 

Lo que está en juego es el acceso a educación de 525.000 niños y niñas en 700 escuelas de UNRWA, y su futuro. Está en juego la dignidad y la seguridad humana de millones de refugiados de Palestina, que necesitan asistencia alimentaria de emergencia en Jordania, Líbano, Siria, Cisjordania y la franja de Gaza. Lo que está en juego es el acceso de los refugiados a atención sanitaria, incluida la atención prenatal y otros servicios que salvan vidas. Están en juego los derechos y la dignidad de toda una comunidad.

 

La contribución reducida también tiene un impacto en la seguridad regional en un momento en que Oriente Medio se enfrenta a múltiples riesgos y amenazas, especialmente el de una mayor radicalización.

 

Ante la responsabilidad de preservar las operaciones en la crisis financiera más dramática de la historia de UNRWA, como Comisionado General, hoy:


• Hago un llamamiento a los Estados Miembros de las Naciones Unidas para que se unan a UNRWA y les digan a los refugiados de Palestina que sus derechos y su futuro importa.


• Pido a nuestros socios - los países de acogida y nuestros donantes, entre ellos los de la región – que se unan y apoyen a UNRWA para que podamos crear nuevas alianzas e iniciativas de financiación que aseguren que los estudiantes refugiados de Palestina siguen teniendo acceso a la educación en nuestras escuelas y que preserven, a través de nuestros servicios, la dignidad de los niños y niñas refugiados de Palestina y sus familias.


• Pido a las personas de buena voluntad en cualquier lugar del mundo en el que haya solidaridad con los refugiados de Palestina que se unan a nosotros en la respuesta a esta crisis y que donen a UNRWA para asegurar que los niños y niñas refugiados de Palestina tienen un futuro.


• Comunico que en los próximos días vamos a lanzar una campaña global para mantener nuestras escuelas y clínicas abiertas a lo largo de 2018 y más allá.

En este momento crítico, también me dirijo a:


• Los refugiados de Palestina en nuestras áreas de operaciones y les digo: estamos trabajando con determinación absoluta para garantizar que los servicios de UNRWA continúen.


• Los estudiantes de nuestras escuelas, por ejemplo, en Alepo y Damasco, Siria, en Bourj el Barajneh y Rashidieh, Líbano, en Zarka y Jerash, Jordania, en Jenin y Hebrón, Cisjordania, en Jabalyia y Khan Younis, Gaza, a los niños y niñas en todos los campamentos y comunidades de refugiados de Palestina, les digo: las escuelas permanecen abiertas para que podáis recibir vuestra educación y sigáis seguros de que el futuro os pertenece.


• los pacientes de nuestras clínicas, los que reciben nuestra asistencia, servicios sociales, ayuda de microfinanzas y otras formas de apoyo, os digo que recibiréis la atención y la asistencia a las que tenéis derecho.


• a los 30.000 empleados de UNRWA - médicos, enfermeras, directores de escuelas y maestros, guardas y trabajadores sanitarios, trabajadores sociales y psicosociales, administrativos y personal de apoyo: manteneos en vuestros puestos para servir a la comunidad con la misma dedicación y compromiso que siempre habéis mostrado. Este es un momento de cohesión interna y solidaridad. Son tiempos difíciles pero os protegeremos.

 

Vemos un Oriente Medio donde el conflicto, la violencia y la polarización permanecen siempre presentes e impactan las vidas de millones de personas. Observamos un mundo en el que reina la ira, la desconfianza; un mundo en el que el poder frecuentemente gobierna, no la justicia; un mundo en el que lo que divide a menudo se valora más de lo que une.

 

El estado del mundo y la situación de los refugiados de Palestina es, sin embargo, demasiado seria e importante como para permitirse caer en el pesimismo o la desesperación. UNRWA representa la esperanza, el respeto de los derechos y la dignidad. Cuando las cosas son difíciles, nuestra determinación crece. Cuando el parece no hay camino, ponemos todas nuestras energías en buscar nuevos caminos, manteniendo nuestra mirada en el horizonte y buscando soluciones.

 

Quiero recordar la profunda responsabilidad asumida por la comunidad internacional de ayudar a los refugiados de Palestina hasta que se encuentre una solución justa y duradera a su difícil situación y hasta que Oriente Medio pueda por fin poner fin a este cruel conflicto. También quiero agradecer a las personas de buena voluntad alrededor del mundo que han mostrado su solidaridad con los refugiados de Palestina cuando más lo necesitaban. Ahora más que nunca, los refugiados necesitan tu apoyo.

 

Saquemos nuestras fuerzas de los refugiados de Palestina que nos enseñan todos los días que rendirse no es una opción. UNRWA tampoco se dará por vencida. Te pido que te quedes con nosotros.

UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina

En 1948, 700.000 palestinos fueron despojados de sus tierras, sus hogares y de sus recuerdos, conviertiéndose en refugiados. Hoy son más de 5 millones, casi la tercera parte de los refugiados del mundo.

Después de más de 60 años de exilio y condición apátrida, en los que las condiciones de los refugiados de Palestina lejos de mejorar se han agravado, UNRWA gestiona 58 campamentos de refugiados donde presta asistencia, protección y defensa a 5 millones de refugiados de Palestina en la franja de Gaza, Cisjordania, Jordania, Líbano, y Siria, en espera de una solución pacífica y duradera a su difícil situación.


UNRWA se financia casi en su totalidad por las contribuciones voluntarias y el apoyo financiero no ha ido a la par con una mayor demanda de servicios causados por el creciente número de refugiados registrados, la profundización de la pobreza, y los conflictos. Como resultado, el Fondo General de la Agencia, que apoya a los servicios esenciales básicos y la mayoría de los gastos de personal, opera con un déficit grande. Programas de emergencia y proyectos clave también operan con grandes deficits pero se financian a través de portales de financiación independientes.

UNRWA es un organismo de las Naciones Unidas establecido por la Asamblea General en 1949 y el mandato de prestar asistencia y protección a unos 5 millones de refugiados de Palestina registrados en Jordania, Líbano, Siria, Cisjordania y la Franja de Gaza, para que alcancen su pleno potencial de desarrollo humano en espera de una solución justa a su difícil situación. Los servicios de UNRWA abarcan la educación, la salud, socorro y servicios sociales, la infraestructura y mejora de los campamentos, y las microfinanzas.

UNRWA España trabaja con el objetivo de apoyar los programas humanitarios de UNRWA y sensibilizar sobre la situación de la población refugiada de Palestina a la sociedad española.

Newsletter

¿Deseas suscribirte a nuestra newsletter?

Si, suscribirme

Nuestras redes sociales