UNRWA condena enérgicamente los atentados contra civiles de Sayeda Zeinab, el 21 de febrero en Siria

Madrid.-24 de febrero de 2016
  • En los términos más enérgicos UNRWA condena esta matanza sin sentido calculada deliberadamente para matar a tantos civiles como sea posible

  • Testigos de los atentados informan que las explosiones se produjeron en las inmediaciones de tres escuelas de primaria llenas de niños.

  • Sayyedeh Zeinab, el lugar donde se produjeron los atentados de Damasco, es un campo de refugiados de Palestina gestionado por UNRWA

La Agencia de Naciones Unidas  para los Refugiados de Palestina (UNRWA) condena a las partes responsable de los atentados que se produjeron en el mercado del distrito de Sayeda Zeinab al sur de Damasco el 21 de febrero, lo que causó decenas de muertos y heridos sirios y civiles palestinos. El personal del UNRWA expresa sus más profundas condolencias a las familias de las víctimas sirias y Palestinas y desea una pronta recuperación a los heridos.

Desde 1948, el Sayeda Zeinab ha acogido a los refugiados de Palestina tras convertirse en un campamento de refugiados.

Aunque el número total de muertos y heridos no son definitivos hasta el momento, ya que muchas personas siguen desaparecidas, los primeros informes aseguran que la explosión mató a casi 120 personas. Entre las víctimas había 31 refugiados de Palestina, incluyendo a un estudiante de una de las escuelas de UNRWA, Islam Muhammad de 12 años, que murió junto a su madre y el hijo de un maestro de UNRWA  (Mohammed Ibrahim de 13 trece años de edad) y Noor Mohammad Issa  de 5 años de edad que murió con su madre, empleada de  UNRWA. La Sra. Kausar Abraham murió junto a su bebé de seis meses de edad, su hermana y el hermano de su marido. La madre de uno de los empleados de UNRWA también murió en el atentado.

 

La señora Kausar Ibrahim nació en marzo de 1985, se había unido a la UNRWA en 2009 para trabajar en el proyecto de actividad juvenil  de la Agencia en el Sayeda Zeinab. Este proyecto proporciona formación profesional, y crea oportunidades de subsistencia para los jóvenes. La Sra. Ibrahim es la decimoquinta empleada  de UNRWA asesinada, como resultado del conflicto armado en Siria.


El número estimado de personas afectadas  por la explosión es aproximadamente 150 personas. Este número incluye a 28 refugiados palestinos. 13 de ellos niños, como el niño Ayman Saleh, que está en el hospital en estado crítico.


De acuerdo con testigos del incidente, que ocurrió el 21 de febrero, fueron tres explosiones consecutivas muy cercanas a las tres escuelas principales. A eso de las cuatro y media de la tarde, la primera explosión ocurrió a unos 40 metros de la escuela Fatimie, una escuela del gobierno que está siendo utilizada para los niños refugiados de Palestina. La explosión rompió la puerta principal de la escuela y causó heridas entre  los niños y maestros como consecuencia de los cristales rotos. La segunda explosión ocurrió a unos 100 metros de la escuela para niñas Al-Set, mientras que la tercera explosión ocurrió a unos 200 metros de la escuela Alama. Las explosiones han causado un perjuicio. Todo el mundo entró en pánico, especialmente los niños. Como consecuencia de los bombardeos, una atmósfera de miedo, confusión y dispersión se adueñó del distrito de Sayeda Zeinab.

 

UNRWA  condena en los términos más enérgicos posibles a aquellas personas que causaron esta matanza sin sentido que fue diseñado deliberadamente para matar al mayor número posible de personas civiles. Tales actos atroces y vergonzosos no deben  paralizar la negociación y persecución de una solución y pacífica y duradera para el conflicto armado Siria.


A través de la respuesta humanitaria y los servicios en terreno de atención sanitaria,  educación y socorro, UNRWA  continuará su apoyo y asistencia a los refugiados  de Palestina  en Siria, que suman un número de 450.000 refugiados, incluidos los que viven en el distrito Sayeda Zeinab.

UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina

En 1948, 700.000 palestinos fueron despojados de sus tierras, sus hogares y de sus recuerdos, conviertiéndose en refugiados. Hoy son más de 5 millones, casi la tercera parte de los refugiados del mundo.

Después de más de 60 años de exilio y condición apátrida, en los que las condiciones de los refugiados de Palestina lejos de mejorar se han agravado, UNRWA gestiona 58 campamentos de refugiados donde presta asistencia, protección y defensa a 5 millones de refugiados de Palestina en la franja de Gaza, Cisjordania, Jordania, Líbano, y Siria, en espera de una solución pacífica y duradera a su difícil situación.


UNRWA se financia casi en su totalidad por las contribuciones voluntarias y el apoyo financiero no ha ido a la par con una mayor demanda de servicios causados por el creciente número de refugiados registrados, la profundización de la pobreza, y los conflictos. Como resultado, el Fondo General de la Agencia, que apoya a los servicios esenciales básicos y la mayoría de los gastos de personal, opera con un déficit grande. Programas de emergencia y proyectos clave también operan con grandes deficits pero se financian a través de portales de financiación independientes.

UNRWA es un organismo de las Naciones Unidas establecido por la Asamblea General en 1949 y el mandato de prestar asistencia y protección a unos 5 millones de refugiados de Palestina registrados en Jordania, Líbano, Siria, Cisjordania y la Franja de Gaza, para que alcancen su pleno potencial de desarrollo humano en espera de una solución justa a su difícil situación. Los servicios de UNRWA abarcan la educación, la salud, socorro y servicios sociales, la infraestructura y mejora de los campamentos, y las microfinanzas.

UNRWA España trabaja con el objetivo de apoyar los programas humanitarios de UNRWA y sensibilizar sobre la situación de la población refugiada de Palestina a la sociedad española.

Newsletter

¿Deseas suscribirte a nuestra newsletter?

Si, suscribirme

Nuestras redes sociales