Publicado el Jueves, 04 Enero 2018 11:00

El Gobierno de Navarra apoya el derecho a la salud de la población refugiada de Palestina en Cisjordania

El derecho a la salud es uno de los derechos humanos fundamentales, y su acceso y garantía una condición indispensable para que cualquier persona pueda desarrollar su vida con dignidad y plenitud. Por este motivo, el Gobierno de Navarra contribuye con 85.000 euros al funcionamiento de seis clínicas móviles, que durante 12 meses harán posible el acceso a un servicio de salud primaria de calidad para la población refugiada palestina de Cisjordania.

La contribución del Gobierno de Navarra, de 85.000 euros, contribuirá al funcionamiento de 6 clínicas móviles en Cisjordania, mediante la adquisición de suministros y equipamientos médicos y la contratación de personal cualificado.

 

El Programa de Clínicas Móviles Sanitarias de UNRWA es un programa anual de cooperación al desarrollo que proporciona asistencia sanitaria primaria a la población refugiada de Palestina en Cisjordania, mediante el establecimiento de 6 clínicas móviles que atienden a la población refugiada que se encuentra en las localidades más aisladas y vulnerables.

 

Con objetivo de paliar el efecto de la ocupación y el impacto del bloqueo impuesto por Israel sobre la población, en las clínicas se presta atención preventiva y curativa, tratamientos a enfermedades crónicas e infecto-contagiosas, atención perinatal, vacunaciones, así como salud mental y apoyo psicosocial.

 

En el año 2018 se espera ofrecer asistencia sanitaria primaria a aproximadamente 117.230 personas (60% mujeres y 24% menores), a través de la itinerancia de 6 clínicas móviles medicalizadas, prestando especial atención a las mujeres y menores de 5 años, que son el grupo más vulnerable de la población.

 

Durante más de 66 años, UNRWA ha mejorado significativamente la salud de la población refugiada de Palestina. Las enfermedades que se pueden prevenir con vacunas y otras enfermedades contagiosas han sido prácticamente erradicadas, y la mortalidad neonatal, infantil y materna han disminuido.

 

A pesar de estos éxitos, existen desafíos permanentes como consecuencia de la activación del conflicto. El contexto en el que trabajamos cambia diariamente: los costes globales sanitarios continúan incrementándose, la población refugiada sigue creciendo y la carga de enfermedades no contagiosas como hipertensión, diabetes, obesidad o cáncer aumentan.

 

UNRWA ofrece servicios básicos de salud y es responsable de proporcionar un entorno de vida saludable para la población refugiada de Palestina. La red de 139 centros de atención primaria y 6 clínicas móviles de la Agencia constituye la base de sus servicios de salud, que ofrece atención preventiva, medicina general y especializada; adaptándose a cada etapa de la vida.

 

Compartir

Emergencia en Siria


Seis años de conflicto han devastado Siria, llevándose miles de vidas. Leer más

¿Quieres saber más sobre Gaza?


Consulta aquí la información actualizada sobre la franja de Gaza.

Newsletter

¿Deseas suscribirte a nuestra newsletter?

Si, suscribirme

Nuestras redes sociales