Publicado el Martes, 02 Abril 2019 10:53

Mustafa es el tercer graduado del Centro de Formación de UNRWA que contrata Tala

 

Cuando Mustafa Dibben (16) se graduó en el centro de formación de Homs, no tuvo que esperar mucho para encontrar trabajo.

 

"Durante sus días de estudio para obtener el certificado de mantenimiento de aires acondicionados, normalmente paraba frente a una tienda de reparación de electrodomésticos que estaba al lado de su centro de estudios. El propietario del local era Tala Taher, que le ofreció a Mustafa un puesto de trabajo un mes después de graduarse.

 

“Es la tercera persona graduada en el Centro de Formación de Homs que he contratado”, dice Tala con una sonrisa. Contratar a alguien con un certificado de capacitación de UNRWA le da confianza. "Sé que tiene la formación y el conocimiento adecuados", dice. Mustafa también está satisfecho, "Estoy muy contento, disfruto trabajando aquí. Realmente me gusta la variedad que hay en el oficio. Arreglamos todo tipo de electrodomésticos.” Cada mes, Mustafa ahorra parte de su salario de 25.000 libras sirias. "Tengo una hucha en casa y estoy ahorrando para comprar herramientas, así podré abrir mi propio taller algún día", dice con orgullo.

 

UNRWA ofrece formación profesional a más de 1.500 personas refugiadas de Palestina en Siria. Se ha demostrado que estas formaciones suponen una mejora en las vidas de la población afectada por el conflicto en el país, que en 2019 ha entrado en su octavo año.  

 

Compartir

Emergencia en Siria


Seis años de conflicto han devastado Siria, llevándose miles de vidas. Leer más

¿Quieres saber más sobre Gaza?


Consulta aquí la información actualizada sobre la franja de Gaza.

Newsletter

¿Deseas suscribirte a nuestra newsletter?

Si, suscribirme

Nuestras redes sociales