Publicado el Lunes, 03 Diciembre 2018 08:52

Casi todas las instalaciones de UNRWA en los campamentos de Yarmouk y Deraa en Siria han sido destruidas o gravemente dañadas

UNRWA ha llevado a cabo una evaluación de los daños de sus instalaciones en el campamento no oficial de Yarmouk, cerca de Damasco, así como en el campamento palestino de Dera'a, en el sur de Siria. 

 

En el campametno de Yarmouk, la Agencia cuenta con 23 instalaciones, incluidas 16 escuelas. Casi todos los edificios de UNRWA necesitan reparaciones importantes, el 75% tiene que ser completamente reconstruidos y los tres centros de salud de la Agencia en Yarmouk están completamente destruidos. En el campamento de Dera'a, sólo un centro de distribución ha quedado intacto. Las otras 6 instalaciones, incluyendo tres edificios escolares y una clínica, necesitarán reparaciones sustanciales.

 

La gente ya ha comenzado a regresar lentamente al campamento de Dera'a, a pesar de los enormes daños y la falta de infraestructura básica. El campamento de Dera'a albergaba hasta 2011 a 10.000 refugiados y refugiadas de Palestina que tuvieron que huir debido a la guerra. Hasta ahora, 400 familias han regresado desde que el gobierno retomó el control en julio de 2018. Entre las personas que han regresado al campamento se encuentra Wajiha Mohammed, una viuda de 63 años que volvió a su casa la semana pasada, junto con sus dos hijas y dos nietos. A su vuelta se encontró que sus muebles habían sido saqueados, el techo de chapa tiene agujeros de bala y hay que arreglar dos de los techos que recibieron impactos de mortero. "No sé cómo voy a pagar esto, volví a esta casa porque me pidieron que dejara la casa sin amueblar en una zona más segura donde vivía de okupa; no puedo permitirme el lujo de pagar el alquiler. Sobrevivo gracias a la asistencia de UNRWA", dice.

 

UNRWA se alegra de la reciente decisión del gobierno sirio de permitir que los refugiados y refugiadas de Palestina regresen a sus hogares en el campamento de Dera'a y, en un futuro, en el campamento de Yarmouk. Yarmouk era el hogar de unos 160.000 personas refugiadas de Palestina antes del conflicto. Al igual que en Dera'a, la gran mayoría de las casas han sido afectadas y toda la infraestructura básica ha sido destruida.

 

Una vez que el Gobierno restablezca la infraestructura básica, como la electricidad y el agua, y garantice la seguridad en el campamento despejando los escombros y los posibles restos de explosivos sin detonar, UNRWA tratará de reparar sus instalaciones dañadas o destruidas para prestar servicios a la población refugiada y cumplir con su mandato.

 

Esto se hizo anteriormente con gran éxito en otras zonas de reciente acceso tras el fin de los combates, como los campamentos de Husseiniyeh en 2015 y Sbeineh y Khan Eshieh en 2017.

 

Sin embargo, UNRWA se enfrenta a una grave crisis de financiación. El Llamamiento de Emergencia de la Agencia de 2018 para Siria sólo ha recibido un 16% de los fondos necesarios, un total de 329 millones de dólares. Pedimos a la comunidad internacional que preste apoyo a UNRWA para que pueda prestar servicios básicos, incluidos servicios de salud y educación, a los refugiados y refugiadas de Palestina en Siria que regresan a sus hogares en los campamentos.

Compartir

Emergencia en Siria


Seis años de conflicto han devastado Siria, llevándose miles de vidas. Leer más

¿Quieres saber más sobre Gaza?


Consulta aquí la información actualizada sobre la franja de Gaza.

Newsletter

¿Deseas suscribirte a nuestra newsletter?

Si, suscribirme

Nuestras redes sociales