Publicado el Miércoles, 28 Noviembre 2018 08:52

Omran Qsem: “Veo llegar una unidad móvil de salud y me tranquilizo”

 

A las 9 de la mañana una clínica móvil de UNRWA llega a Sahnaya, un área al sur de Damasco. Antes de comenzar la intensa actividad de atención a las personas refugiadas,la furgoneta se convierte en una clínica sanitaria con todos los recursos necesarios. 

 

Mujeres refugiadas de Palestina, algunas con sus bebés en brazos, niños y niñas y grupos de personas mayores se acercan para ver al doctor o doctora: “Siempre que veo una unidad móvil me siento tranquilo”, dice Omran que ha traído a su madre de 70 años para una revisión. Las clínicas móviles de UNRWA visitan cada semana al-Sweidaa, Yalda, el campamento de refugiados y refugiadas de al-Ramadan, y el área rural de Sahnaya en Damasco.

 

El acceso a atención médica básica es uno de los mayores desafíos que enfrentan los refugiados y refugiadas desplazados y las personas en las áreas afectadas por el conflicto en Siria. Las hostilidades y los desplazamientos sufridos por miles de refugiados y refugiadas de Palestina han colapsado el sistema de salud del país. UNRWA trata de compensar la crisis del sistema sanitario a pesar de que se ha visto obligada a paralizar nueve de sus 23 centros de salud tras la crisis de financiación sufrida este año. El despliegue de clínicas móviles le permite a la Agencia brindar servicios de salud primaria de calidad a la población refugiada en áreas donde no hay instalaciones médicas o donde el acceso está restringido.

 

En los últimos años, muchos refugiados y refugiadas de Palestina han llegado a la zona de Sahnaya. Muchos de ellos fueron desplazados del campamento de refugiados de Yarmouk (Siria). Dado que UNRWA no tenía centro médico en esa zona, las clínicas de salud móviles le permiten a la Agencia ofrecer servicios muy necesarios a la creciente población de refugiados palestinos desplazados.

 

Omran Qsem es de Daraya y ahora vive en Sahnaya. “Gracias a la unidad móvil de salud dispongo de atención médica segura y digna. Traigo a mi madre de 70 años para que la atiendan. Recibimos atención médica y medicamentos de forma gratuita ", dice Omar.

 

"Desde el inicio de la crisis, ha habido un fuerte aumento en el número de población refugiada de Palestina que depende de los servicios de salud de UNRWA", dice el Dr. Tayseer Sabbagh, Jefe del Programa de Salud en terreno. "Las duras condiciones del desplazamiento y las dificultades económicas que enfrentan muchos refugiados hacen que la demanda de servicios médicos gratuitos como los de UNRWA sea mayor", señala. El año pasado, la Agencia brindó más de 800.000 consultas médicas en Siria.

 

Los servicios ofrecidos por las clínicas de salud móviles son idénticos a los prestados en los centros de salud fijos de UNRWA. Desde los servicios básicos y preventivos diarios hasta la atención de salud materno-infantil y vacunas. En promedio, las clínicas de salud móviles de UNRWA cubren más de 3.500 consultas médicas por mes.

 

Las clínicas de salud móviles permiten a UNRWA atender a la comunidad de refugiados de Palestina allí donde estén. Esto supone el ahorro del coste de transporte a un centro médico fijo; "Esta es una ventaja clave", destaca Um Omran, paciente de UNRWA. “Me ahorro tener que pagar las tarifas de transporte para ver a un médico en el centro”.

 

Etiquetas: Siria / Damasco / Refugiados / Salud / Sahnaya
Compartir

Emergencia en Siria


Seis años de conflicto han devastado Siria, llevándose miles de vidas. Leer más

¿Quieres saber más sobre Gaza?


Consulta aquí la información actualizada sobre la franja de Gaza.

Newsletter

¿Deseas suscribirte a nuestra newsletter?

Si, suscribirme

Nuestras redes sociales