Publicado el Viernes, 17 Agosto 2018 08:52

Fayra: “Ahora soy más fuerte e independiente”

 

Con el crítico contexto socioeconómico y una de las más altas tasas de desempleo en el mundo, encontrar trabajo en Gaza puede ser una tarea asfixiante. De acuerdo con el Centro Oficial de Estadística de Palestina, la media de desempleo en el primer cuarto de 2018 subió de 43,6% en 2017 a 49,1%.

 

De acuerdo a OCHA, la pobreza e inseguridad alimentaria afecta en Gaza al 53% de la población, más de un millón de personas, incluidos 400.000 niños. Los hogares encabezados por mujeres en Gaza son especialmente vulnerables y sufren riesgo de exclusión, estigmatización, pobreza e inseguridad alimentaria.

 

Fayra, de 47 años, es una refugiada de Palestina que vive en Rafah, al sur de la ciudad de Gaza. En 2014, su marido murió en los ataques a Gaza por parte de las fuerzas israelíes y quedó a cargo de la casa y de sus siete hijos. Fayra decidió participar en uno de los programas de negocio de UNRWA a través del “Programa de Empoderamiento para Mujeres Líderes del Hogar”.

 

Junto a otras 168 mujeres cabezas de familia en Gaza se unió a este programa de UNRWA que tiene una duración de tres meses y 16 horas de prácticas. Durante el curso, que se enmarca en la iniciativa por la igualdad de género de UNRWA, las mujeres desarrollan nuevas habilidades para generar ingresos y evitar así la pobreza.

 

“Cuando asesinaron a mi marido durante la guerra en 2014, me sentí muy perdida. No sabía cómo gestionarme. ¿Cómo iba a mantener a mi familia? ¿Cómo iba a pagar el alquiler y la educación de mis hijos? Buscaba ingresos desesperada. Me presenté a numerosos puestos de trabajo porque tengo un título en literatura, pero nada funcionó”, nos explica Fayra.

 

Durante mucho tiempo Fayra ha querido montar su propio negocio, pero no sabía por donde empezar. “Una amiga me contó que existían los programas de negocio de UNRWA, y me dije: ¿por qué no?”. Después de la primera sesión sobre planificación, Fayra lo tuvo claro. Decidió unirse al programa y aprendió que tener objetivos claros es lo que aporta éxito a un negocio.

 

Con gran determinación, Fayza emprendió su propio negocio de comercialización de ganado. “Además de todos los conocimientos que obtuve del programa, me hice más fuerte e independiente”, dice Fayra. “El profesor contó las historias de varias mujeres que tenían sus propios negocios y supe que, si ellas podían, yo también”. Hoy Fayra es feliz y le gustaría que la comunidad la recordase como una mujer líder.

 

 

Compartir

Emergencia en Siria


Seis años de conflicto han devastado Siria, llevándose miles de vidas. Leer más

¿Quieres saber más sobre Gaza?


Consulta aquí la información actualizada sobre la franja de Gaza.

Newsletter

¿Deseas suscribirte a nuestra newsletter?

Si, suscribirme

Nuestras redes sociales