El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, insta a los Estados Miembros a financiar UNRWA para que sea sostenible por su condición de 'indispensable' en Oriente Medio

Nueva York.-7 de abril de 2017
  • El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, insta a todos los Estados Miembro a que apoyen activamente la financiación de UNRWA y la hagan "sostenible, previsible y suficiente.

  • Guterres señala en un informe que las recurrentes crisis financieras "amenazan con interrumpir la prestación de servicios para 5,3 millones de refugiados de Palestina", lo que intensificaría "la profunda incertidumbre a la que está expuesta una población ya de por sí vulnerable".

  • El Comisionado General de UNRWA, Pierre Krähenbühl, agradeció al Secretario General su liderazgo y apoyo y se muestra muy agradecido "por las recomendaciones y nuevas vías presentadas en el informe, que renueva el interés "en la difícil situación de los refugiados de Palestina y en la determinación por mejorar los recursos y servicios vitales que UNRWA presta".

SOLICITUD DE INFORMACIÓN y/o ENTREVISTAS:
contactar con Enrique Sierra (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / tel. 638 87 95 61)

El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, insta a todos los Estados Miembros a que apoyen activamente y hagan la financiación de UNRWA "sostenible, previsible y suficiente".

 

Guterres subraya que los Estados Miembro "valoran ampliamente el papel indispensable que desempeña UNRWA en la prestación de servicios esenciales a los refugiados de Palestina y el impacto que esta tiene en un contexto del conflicto árabe-israelí no resuelto". El Secretario General también toma nota del profundo reconocimiento entre los miembros de Naciones Unidas de la contribución de la Agencia en la preservación de los derechos y la dignidad de los refugiados de Palestina. Su informe dice que la agencia fue descrita y destacada por los estados miembros como única y especial "en la contribución a la estabilidad política en una región que experimenta una inestabilidad significativa. El papel de UNRWA "en el freno del extremismo, su influencia estabilizadora y su contribución a la paz y la seguridad", también fue destacado.

 

En un momento en que Oriente Medio está plagado de conflictos generalizados, violencia y radicalización, el valor de los servicios prestados por UNRWA a los refugiados de Palestina en Cisjordania, Gaza, Jordania, Líbano y Siria, y una preocupación ampliamente compartida sobre las repetidas carencias e inseguridad financiera de la Agencia, sirvieron de desencadenante para las consultas que dieron lugar al informe, llevados a cabo por Suiza y Turquía en nombre del Secretario General en Nueva York, Ginebra y otros lugares en los últimos meses.

 

El Secretario General señala en su informe que las recurrentes crisis financieras "amenazan con interrumpir la prestación de servicios para 5,3 millones de refugiados de Palestina, intensificando la profunda incertidumbre a la que está expuesta una población ya de por sí vulnerable".

 

En el verano de 2015, UNRWA se vio obligada a retrasar la apertura de sus 700 escuelas para 500.000 niñas y niños refugiados de Palestina debido a una importante carencia de financiación, lo que provocó preocupación en la comunidad, que considera la educación como la base para la preservación de la esperanza y las oportunidades de sus hijos. Los refugiados de Palestina, los gobiernos anfitriones, los socios de la Agencia y los donantes, acordaron que nunca se debería repitir una crisis de este tipo.

 

El mensaje central del informe del Secretario General es que se requiere una suma de iniciativas para estabilizar la situación financiera de UNRWA y que ésta debe ser "trabajada y buscada con firmeza" por todos los Estados Miembro de Naciones Unidas, quienes deberían financiar voluntariamente y de forma reforzada con una base más amplia de donantes. La creación y el acceso a instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial y el Banco Islámico de Desarrollo, así como a las contribuciones continuadas y mayores del presupuesto ordinario de Naciones Unidas. Al comprometer su liderazgo con una acción concreta y rápida, el Secretario General señala que trabajará con los miembros de la ONU "para asegurar que los refugiados de Palestina no queden rezagados en la implementación de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030".

 

El Comisionado General de UNRWA, Pierre Krähenbühl, acogió con beneplácito el carácter sin precedentes de esta iniciativa: "quiero dar mis sinceras gracias al Secretario General por su liderazgo y apoyo. Estoy muy agradecido por las recomendaciones y las nuevas vías presentadas en su informe. Agradezco a Suiza y Turquía su notable energía y trabajo en la realización de las consultas y agradezco la fuerte solidaridad y valiosas contribuciones de los Estados Miembro y las instituciones financieras internacionales". Krähenbühl señaló que la importancia del informe "radica tanto en su renovado interés en la difícil situación de los refugiados de Palestina como en la determinación de mejorar los recursos y servicios vitales de UNRWA".

 

Subrayó además que si bien hoy en día nada es más importante que una solución política justa y duradera para la difícil situación de los refugiados de Palestina, "es imprescindible que la Agencia esté en condiciones de cumplir con su mandato y garantizar la prestación de sus servicios clave en educación, asistencia sanitaria, servicios sociales, mejora de campamentos, microcréditos y protección, así como su respuesta de emergencia". Esto, dijo, "es una inversión en el capital humano de la región y en la preservación de los derechos, la dignidad y la esperanza de los refugiados de Palestina".

 

UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina

En 1948, 700.000 palestinos fueron despojados de sus tierras, sus hogares y de sus recuerdos, conviertiéndose en refugiados. Hoy son más de 5 millones, casi la tercera parte de los refugiados del mundo.

Después de más de 60 años de exilio y condición apátrida, en los que las condiciones de los refugiados de Palestina lejos de mejorar se han agravado, UNRWA gestiona 58 campamentos de refugiados donde presta asistencia, protección y defensa a 5 millones de refugiados de Palestina en la franja de Gaza, Cisjordania, Jordania, Líbano, y Siria, en espera de una solución pacífica y duradera a su difícil situación.


UNRWA se financia casi en su totalidad por las contribuciones voluntarias y el apoyo financiero no ha ido a la par con una mayor demanda de servicios causados por el creciente número de refugiados registrados, la profundización de la pobreza, y los conflictos. Como resultado, el Fondo General de la Agencia, que apoya a los servicios esenciales básicos y la mayoría de los gastos de personal, opera con un déficit grande. Programas de emergencia y proyectos clave también operan con grandes deficits pero se financian a través de portales de financiación independientes.

UNRWA es un organismo de las Naciones Unidas establecido por la Asamblea General en 1949 y el mandato de prestar asistencia y protección a unos 5 millones de refugiados de Palestina registrados en Jordania, Líbano, Siria, Cisjordania y la Franja de Gaza, para que alcancen su pleno potencial de desarrollo humano en espera de una solución justa a su difícil situación. Los servicios de UNRWA abarcan la educación, la salud, socorro y servicios sociales, la infraestructura y mejora de los campamentos, y las microfinanzas.

UNRWA España trabaja con el objetivo de apoyar los programas humanitarios de UNRWA y sensibilizar sobre la situación de la población refugiada de Palestina a la sociedad española.

Newsletter

¿Deseas suscribirte a nuestra newsletter?

Si, suscribirme

Nuestras redes sociales